Cuando leemos o alguien nos menciona el término transformación digital, nuestras mentes van directo a pensar en tecnología, software, robots, sistemas complejos, etc. Sin embargo, aunque la conversación sobre la transformación digital comienza con la tecnología, suele traer una conversación más profunda sobre la transformación de las personas antes que el resto.

¿Estamos permitiendo que las personas sean parte de la transformación digital? ¿Cómo estamos incursionando en el camino de prepararnos para la sustentabilidad y crecimiento? Y si estamos bloqueando el potencial de nuestra organización, ¿qué podemos hacer al respecto?

Transformación Digital en personas y organizaciones

Estas preguntas, a modo de disparadores, pueden ser clave para el comienzo de una transformación digital en una organización. Por ejemplo, ¿Podes imaginar la transición de la energía a vapor a la electricidad? Fue realmente transformadora para la mayoría de las fábricas a fines de la década de 1880. Pero… tuvieron que pasar más de 30 años para que la electricidad pudiera traer los beneficios exponenciales a la economía.

Lo que pasó en muchas de estas fábricas, es que los dueños y directores decidieron mantener la infraestructura en máquinas que usaban energía a vapor… incluso cuando se transformaba la fuente de energía. No fue hasta la próxima generación de ingenieros, que crecieron en fábricas funcionando con energía eléctrica, que las fábricas se orientaron en torno a un diseño distribuido para desbloquear dramáticamente la productividad.

Cuando se trata de la transformación digital, la innovación se produce a través de las personas y la tecnología, no solo de la tecnología. Una y otra vez vemos cómo las mejoras exponenciales de la tecnología han requerido que las organizaciones cambien fundamentalmente su estructura para beneficiarse de ese avance tecnológico.

Declara tu propósito para la transformación digital

La transformación digital en las organizaciones está empujando los límites de nuestra propia comprensión humana. Tenemos acceso a algo con lo que los humanos hemos soñado desde que tenemos imaginación: la capacidad de cruzar miles de kilómetros para interactuar de forma instantánea con personas en otra ciudad, en un país diferente, incluso en el espacio exterior. Solíamos soñar con esta habilidad e inventar magos y superhéroes de ciencia ficción que pudieran hacerlo, pero ahora miles de millones de personas tienen esta capacidad en la palma de su mano. Y puede haber tantas posibilidades como imaginamos, y como aun no podemos imaginar.

 

Mira también ¿Qué es el Coaching Ontológico?

 

Ya sea que mires la tecnología como un estorbo o un acelerador, su propósito es lo que importa. Cuando los equipos y las organizaciones tienen un propósito acerca de cómo viven la promesa de una transformación digital, extienden el potencial humano y generan resultados significativos. Se requieren líderes visionarios para utilizar las soluciones digitales, no solo para innovar en la forma en que reclutan, lideran, organizan y desarrollan el equipo, sino también en la forma en que las personas trabajan y colaboran para obtener los beneficios más tangibles.

Descubre tus posibilidades digitales

El progreso digital en cualquier organización viene con una tensión inherente. La transformación digital promete un futuro conectado, móvil e intuitivo que se extiende hasta donde queramos imaginar. Ahora bien, este progreso no será automático ni inevitable. La voluntad de examinar nuestro propio comportamiento y cómo interactuamos a través de esa capa digital es lo que desbloqueará el potencial más verdadero de tu organización.
Aquí van algunas ideas a considerar que pueden ayudarte a evaluar cómo se puede extender la capa digital de una organización en lugar de frenar el potencial de todo el equipo. Esto puede servir tanto, si sos lider de una empresa, equipo, o también como coach, al acompañar una organización en este proceso

  1. Se consciente. Comenzá a prestar atención a los entornos digitales en los que trabajan tus equipos. Identifica los hábitos de trabajo cuando utilicen soluciones digitales como videoconferencias o herramientas de colaboración. Evaluá qué hábitos están extendiendo el potencial y cuáles están impidiendo que el equipo participe en el trabajo.
  2. Escribe las metas. Definí los comportamientos y modos de pensar digitales ideales que están enraizados en tu cultura. La naturaleza para la toma de riesgos, la adopción de nuevas tecnologías y la colaboración cambiará en un entorno de equipo habitado digitalmente. Por ejemplo, pensá cómo empoderar a tu equipo para cambiar una mentalidad de ver la incertidumbre como una fuerza paralizadora a otra que ve la incertidumbre como fuente de oportunidad.
  3. Desarrolla tu equipo. Construye experiencias de aprendizaje que mejoren la alfabetización digital de las personas. La UNESCO, y muchas otras organizaciones sin fines de lucro están invirtiendo cada vez más en mejorar la alfabetización digital en los estudiantes para prepararlos para el futuro digital. Las empresas también necesitan mejorar la alfabetización digital de sus equipos para potenciar el crecimiento sustentable
  4. Traé nuevas perspectivas. Invita a un orador externo para abordar un tema de transformación digital para tu organización. Los expertos dentro de tu industria, así como los líderes digitales en organizaciones similares en diferentes industrias pueden ser buenas fuentes de este pensamiento de afuera hacia adentro

De la escasez a la abundancia
Un primer buen paso puede ser mirar este video de Peter Diamandi, cofundador y presidente ejecutivo de Singularity University, planteando una mirada desde la abundancia respecto a lo que podemos llegar a inventar, innovar y posibles maneras de resolver los desafíos que van apareciendo con el uso de la tecnología

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here