autoestima

En un contexto como el actual en la sociedad de la información caracterizado por la innovación, nuevos desarrollos tecnológicos, la importancia de la autoestima es vital no sólo para el desarrollo y continuidad de una organización sana y rentable sino también para los recursos humanos que la integran.  Autoestima requiere ampliar conciencia para enfrentar la realidad presente y el Coaching junto a la Dirección acompañan este proceso.

 

Autoestima y Productividad juntas

Existe por un lado, una íntima relación entre trabajar en el propio desarrollo personal  y, por el otro el reto de adaptarse uno y la propia empresa, a los desafíos de una economía cada vez más competitiva. El trabajo de desarrollar la autoestima, es una labor en sí misma a nivel personal y también un crecimiento de la competencia profesional, fortaleciéndose ambas entre sí.

Existe una estrecha relación entre establecer una cultura organizacional que propicie mayor productividad, iniciativa, responsabilidad y por otro lado, a la vez favorezca la autoestima, ya que la respuesta de ambas es básicamente similar.

¿Por qué es importante la Visión?

 

Para profundizar acerca de esto, hay que considerar un principio acerca de las formas en que se manifiesta la autoestima en el lugar de trabajo. Y es que de acuerdo a cómo sea la Visión que tengan las personas respecto a quiénes son ellas mismas y qué es lo que creen de sí mismas, condicionará su manera de actuar y desempeñarse en la organización.

Quizás sean capaces de hacerlo durante un corto período de tiempo, pero si su mirada sobre sí mismas no cambia a partir de trabajar en su propio autoconocimiento para su desarrollo, será probablemente difícil de sostenerlo posteriormente.

La autoestima también se manifiesta de otras formas, desde la gestión a la dirección, en la participación de equipos y atención a los clientes:

  • En la toma decisiones
  • En la habilidad para negociar
  • En la competencia interpersonal

La persona con importantes dudas acerca de su capacidad de pensar, comprender, aprender o enfrentarse a los desafíos de la vida está en directa desventaja, cuando se tiene que enfrentar a lo nuevo o lo desconocido, tan común en la actualidad en donde los cambios son acelerados y continuos.

El Coaching en este sentido viene a facilitar espacios para acompañar a las personas en su propia exploración y diseño para su desarrollo personal y profesional.

 

El reto en la Economía de la Información

En nuestra la economía global, actualmente caracterizada por los descubrimientos científicos, tecnológicos y con un altísimo nivel de competitividad, la necesidad de la autoestima ha adquirido un nuevo protagonismo en la economía de la información.

Y este desarrollo crea actualmente una demanda de una educación y preparación en cuanto a nuestros recursos psicológicos. Hoy se requiere específicamente que tengamos una mayor capacidad de innovación, autocontrol y responsabilidad personal, un nivel más elevado de consciencia, en nuestras actividades laborales.

El Coaching es una verdadera guía para el autoconocimiento y exploración en la persona.

El cambio hacia una mente independiente

En las últimas décadas, la idea del progreso en generar una mejora constante en el modo de vida estimuló la imaginación de la gente. La autoconfianza y la autorresponsabilidad comenzaron a ser consideradas por sus beneficios y se comenzó a valorar las nuevas ideas con aplicación comercial. Uno de los grandes logros fue la generación de un mercado para la mente independiente. La autoestima cobró un significado definitivo, tanto económica como personalmente.

La ventaja de la Autoestima en el nuevo milenio

Los cambios acelerados en la economía mundial que han tenido una auténtica importancia para la autoestima son:

  • La creciente necesidad de personas con conocimientos y capacidades verbales, matemáticas y sociales avanzadas.

Hoy en día, en la organización empresarial se combina el conocimiento y las capacidades de expertos de toda clase. Una integración de especialistas, donde se espera  en  cada uno: autogestión, independencia, creatividad, autorresponsabilidad y  competencia interpersonal. Son prioridades básicas un alto nivel de consciencia y un compromiso de innovación y contribución.

  • La definitiva aparición creciente de nuevos conocimientos, tecnologías, productos y servicios.

Las organizaciones para ser competitivas, necesitan un flujo constante de innovación en sus productos, servicios y que la planificación sea considerada como una actividad normal dentro de sus operaciones.

Los individuos conscientes de esto, saben que para progresar, se requiere un mayor nivel de competitividad y autoestima para competir en este campo.

  • Las crecientes demandas de los individuos

En estructuras de las organizaciones más horizontales, con redes flexibles, equipos multifuncionales y combinaciones de grupos de talento que se reúnen para desarrollar proyectos concretos y luego se disuelven.

Aquí los requisitos del flujo de conocimiento e información son los que determinan la estructura organizativa.

El trabajo definitivamente se comprende cada vez más como una expresión del pensamiento. Se espera que los empleados, actúen como profesionales autorresponsables y que tienen un respeto por sí mismos.

  • Un auténtico modelo y mentalidad empresarial en la nueva economía.

Actualmente, la esencia se encuentra actualmente,  en aportar nuevos recursos y actualizar nuevas posibilidades productivas. Requiere una capacidad de pensar por uno mismo, de mirar al mundo a través desde su propia mirada, en forma autónoma. Y la autonomía está íntimamente ligada a la autoestima.

  • El desafío de la mente cómo factor central de toda la actividad económica.

Con la evolución del desarrollo tecnológico, el conocimiento y las nuevas ideas están en primer plano. La principal fuerza económica está en la mente y en su capacidad de pensar integrada. Y a medida que la mente se vuelve más importante, la autoestima gana mayor relevancia.

El auténtico aporte del Coaching

El trabajo en el desarrollo personal, hacia el vivir con determinación, en la práctica de la autoaceptación, autoafirmación e integridad personal, brinda a la persona herramientas especiales para una mayor calidad de vida en ella y en la organización.

La raíz de la autoestima está más allá de los logros alcanzados, sino que descansa en las prácticas que se generan desde su interior.

La sana autoestima, desde la práctica del vivir conscientemente y la práctica de la autorresponsabilidad, confiere un horizonte competitivo. La baja autoestima por el contrario, comporta una resistencia al cambio y un apego a lo conocido, siendo desventajosa económicamente.

El Coaching es una propuesta definitiva para la persona y la organización para crear probados entornos saludables de individuos con alta autoestima,  en un contexto como el actual, que presenta un constante ritmo de cambio.

 

Mirá también Cómo generar sinergia

 

 

Suscribite y recibí nuestro Resumen Semanal además de conseguir Descuentos Especiales solo para suscriptores.

Karina Boehm
Karina Boehm es Coach Ontológico certificado (IEI - AACOP), especializada en Gestión corporal (ELAC). Licenciada en Relaciones laborales (UBA) y cuenta con una Tecnicatura en Cs. de la comunicación (UBA). Orientada al desarrollo organizacional como pilar, en el que las personas son esenciales para el crecimiento de toda organización. Cuenta con más de 15 de años de experiencia en Recursos Humanos en Multinacionales y Pymes. Habiendo facilitado espacios Coaching y consultoría junto a la Dirección y Gerencia, para el liderazgo de equipos y profesionalizar distintas áreas de la empresa, incluyendo la certificación de Normas de calidad ISO en Recursos Humanos, en ciertos casos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here