profilaxis neuroemocional en las organizaciones

por Rolf Huber

Cómo transcurrir los momentos de crisis política o económica del país, evitando que nos afecte en las organizaciones comienza con las búsquedas y transformaciones personales y de los equipos

Hace ya semanas o meses que en las intervenciones en las organizaciones nos encontramos con que se encuentran atravesadas horizontalmente por temas externos, relacionados con la política o la economía que se decide a nivel gobiernos y no a nivel de empresas. Es natural dado que nos sentimos afectados y nos embarga la angustia, no obstante los que ya hemos vivido varias crisis, no solo de nuestro país sino de las políticas externas que teóricamente nos afectarían y abrazamos a la incertidumbre con una emoción de posibilidad y a las crisis como posibles aprendizajes, sabemos que se puede trabajar y seguir enfocados en nuestros proyectos o los de la organización, aun en estos momentos críticos.

 

Hemos estado planteando una suerte de profilaxis neuroemocional con dinámicas que nos permitan enfocar en los objetivos declarados y en la forma de medirlos para saber si se están logrando las metas. Estamos profundizando mucho sobre la incertidumbre, mostrando que la posibilidad de aceptar que cosas nuevas, diferentes o desconocidas nos pueden ocurrir y también le pueden pasar a nuestra empresa u organización, sin que eso signifique algo negativo, si tenemos la confianza y compromisos con nuestros procesos y objetivos declarados. Estamos trabajando en conversaciones de Coaching sobre la emoción control, no sobre el control administrativo que cualquier organización debe llevar adelante para saber si lo está logrando, sino sobre la emoción control obsesiva que lleva a la microgestión y duplicación o superposición de tareas, que impide ser eficientes y creativos.

Talleres sobre creatividad y como desarrollar nuevas posibilidades son un aliado insustituible para no dejarnos embargar por la angustia generalizada que se percibe en el clima organizacional en esta coyuntura, destacando que se trata de una coyuntura y que por mas grave que nos parezca se supera y se vuelve a la normalidad del transcurso habitual de la vida de la empresa.

 

Mirá también la nota anterior de Rolf Huber HACÉ CLICK AQUÍ

 

No debemos olvidar en esta coyuntura, que el cerebro procesa la información nueva a lo largo de la vida, sobre el rol de la imitación, y que la tentación de tomar caminos conocidos no necesariamente volverá a ser la solución actual, o aún mas siempre hay soluciones mejores o perfectibles en el camino de la mejora contínua y hacia la excelencia que proponemos en nuestros trabajos e intervenciones. En este sentido, estar muy atentos y dar importancia al necesario tiempo de descanso cerebral para el asentamiento del conocimiento, de la relevancia de la corrección de errores, de la ayuda de la tarea dirigida y de la importancia del rol activo y fundamental del dirigente.

Nuevos aprendizajes e ideas creativas, aislándonos del ruido de las crisis y coyunturas difíciles y procurando el cruce de diferentes disciplinas donde se logran los mayores conocimientos y las más eficaces prácticas.

Las personas tendemos a continuar en nuestro diario transcurrir dado que nos sentimos más cómodos en estas posturas Siempre igual. No importa lo que suceda en nuestra vida personal, profesional u organizacional, no importa con quién nos crucemos, ni qué pase a nuestro alrededor. Siempre tenderemos al camino conocido.

Es preferible cambiar. No solo por fuera, esa inevitable forma en que el universo nos recuerda que nos seguimos moviendo en un mundo tridimensional. Cada situación afecta, y ayuda a replantearnos quienes somos y en que rol estamos jugando o qué hago acá. en quienes forman parte de mi equipo, de mi empresa, hacia dónde vamos y para qué.

Las crisis son como un inicio de la pretemporada, es un momento importante para cualquier equipo. El tipo de relaciones que se forjen y los comportamientos que se consoliden en este periodo, influirán decisivamente en el desarrollo del equipo durante toda la temporada. Profilaxis neuroemocional y compromisos serán nuestros aliados.

Sobre el autor:

Rolf Herman Huber es Ingeniero civil y técnico superior en marketing y en plásticos industriales, con 30 años de experiencia en gestión y organización de procesos en diferentes industrias. Master y trainer en Neurolingüística y Coach ontológico y organizacional, disertante, capacitador y consultor de optimización de procesos y especialista en relaciones y mejoras del clima y ambiente laboral

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here