Las creencias limitantes son esos pensamientos construidos a través de la experiencia, que hacen interpretar la realidad de una manera que limita tu desarrollo potencial, e impide que alcances aquello que deseas. Son paquetes de información que utilizamos para crear nuestra realidad y actuar en la vida de acuerdo a ellos.

¿Cómo se construye una creencia limitante?

Las creencias limitantes se consolidan en el período de aprendizaje. Por eso la influencia de la familia, la sociedad y la educación condicionan desde que somos niños nuestra manera de pensar en la vida adulta.

“Si haces siempre lo mismo, obtendrás el mismo resultado”- Albert Einstein

El problema con las creencias limitantes es justamente, como la palabra lo dice, NOS LIMITAN.

Las creencias y las ventas

El autoconocimiento es nuestro mejor recurso para lograr nuestros objetivos en ventas, ya que si sabemos cuáles son nuestras limitaciones, podemos desafiarlas.

Creencia limitante n° 1:

“El vendedor es un chanta”

Esta forma de pensar es más común de lo que se cree. Es importante aclarar que, Los vendedores no son chantas, en todo caso, la persona lo es. Revisar tus propios valores te puede ayudar a desafiar esa creencia.

Como valores morales se conoce el conjunto de normas y costumbres que son transmitidas por la sociedad al individuo y que representan la forma buena o correcta de actuar. En este sentido, los valores morales nos permiten diferenciar entre lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, lo justo y lo injusto.

Valores en un vendedor:

Confiabilidad: La confianza en el producto y en sus propias capacidades de comunicación.

Respeto: a todos nos gusta ser respetados

Empatía: Si el vendedor solo piensa en vender, no existe conexión y eso es necesario que pase.

Credibilidad: Tanto en la empresa, como en el producto y así tambien en el vendedor.

Competencia: la capacidad de desarrollo del vendedor y del producto.

Mira también: 5 pasos para transformar creencias limitantes

Creencia limitante n° 2:

“No quiero ser pesado”

Esa forma de pensar tiene que ver con la forma antigua de vender. Hoy en día la forma de vender cambiaron, un vendedor es un asesor comercial y está al servicio de su cliente y por lo tanto informa que para poder ser efectivo deben estar comunicados. Muchas veces se confunde , ser “pesado” con ser un vendedor “agresivo”.

“Un vendedor agresivo se centra al principio en escuchar, entender, informar, asesorar, analizar y finalmente proponer, corregir, orientar y cerrar.”

Creencia limitantes n° 3:

“Hoy por hoy es muy difícil vender”

Estamos en un contexto impensado para todos, sin embargo, podemos adaptarnos, reinventarnos personal y profesionalmente y eso depende exclusivamente de cada persona.

Adaptarse al cambio, en términos de negocios, significa tomar decisiones que encaminan nuestro negocio o empresa a aprovechar las oportunidades. O hacer frente a las amenazas que se estén dando como producto de los cambios, o movimientos del mercado.

La adaptación al cambio es un indicador de liderazgo profesional que es de de gran relevancia para las áreas de RRHH. Esta competencia aporta versatilidad de comportamiento y la habilidad para modificar la propia conducta con el fin de alcanzar objetivos o solucionar problemas comunes.

Para poder reducir y cambiar esas creencias que no nos dejan avanzar hacia donde queremos, existen varias maneras de abordarlo. Acá te quiero compartir una que es gratis, te comparto mi cuaderno de creencias limitantes en ventas que uso para trabajar con vendedores de diferentes emprendimientos y empresas. Es súper sencillo de usarlo y gratis. Ojalá que te sea de ayuda.

Mira el perfil profesional de la autora

Suscribite y recibí nuestro Resumen Semanal además de conseguir Descuentos Especiales solo para suscriptores.

5 comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here