Por Candela Mazzone

La máster coach, María Rita Nahúm, dialogó con Primera Edición sobre este método al que cada vez se suma más gente para aprenderlo, o para una sesión personal.  Y asegura que el Coaching, cambia la vida de las personas.

Nahúm ya dictó tres talleres acerca de este tema, y explicó que: “preguntarnos lo que nunca nos hemos preguntado, conectarnos con nuestras fortalezas, desafiar nuestros límites, resignificar los hechos, gestionar las emociones, habilitar la corporalidad para ir a los hechos de manera efectiva, son algunas de las posibilidades que el trabajo con un coach puede sumar a la persona y profesional”.

Es muy interesante mencionar, que esta actividad o método, era exclusivos para deportistas, candidatos políticos partidarios, y para algunos empresarios que deseaban cambiar o mejorar su imagen o el trabajo en equipo de sus empresas. Pero lo cierto es que en los últimos años, el Coaching se tornó una modalidad masiva, algo que puede realizar cualquier persona para aplicarlo en los diferentes ámbitos de su vida, de su cotidianeidad.

“Un coach no es un consultor porque no aplica fórmulas ni da consejos. Tampoco da indicaciones acerca de dónde y cómo llegar a lo propuesto”, aseguró la especialista, y además agregó: “El coach asiste con herramientas respetando los tiempos personales, interviniendo con conversaciones y dinámicas hasta lograr un cambio de mirada. Es decir, que la persona sea capaz de cambiar sus interpretaciones acerca de lo acontecido y plantearse conversaciones que generan el impulso de accionar a futuro desde otro lugar emocional”.

Esto es importante al momento de elegir a un coach, para que se busque a un profesional certificado, que pueda demostrar que realizó cursos,  participó en congresos y forma parte de la Asociación Nacional o a la Federación Internacional, para evitar a quienes se llaman coach y no lo son.  Cabe destacar que las sesiones con un coach no son baratas, y no todos pueden acceder a ellas. Según explicó la coach local: “Todos los coaches certificados tenemos el compromiso de brindar servicios, por ejemplo yo doy talleres gratuitos. Siempre estamos atentos porque la finalidad es lograr que todas las personas puedan vivir mejor, que enfrenten su vida con entusiasmo, que logren sus objetivos y sean felices. En síntesis, realizar el cambio en la conversación interna que todos tenemos”, remarcó.

Al pasar el tiempo, y gracias a la efectividad del Coaching, comenzaron de a poco a sumarse nuevas especialidades. Es decir, los coaches van especializándose en diferentes áreas. Como por ejemplo, están quienes se especializan en parejas, en el trabajo, en empresas.  “Ahora existe una nueva especialidad que tiene que ver con la salud, para los profesionales de la salud. Es maravillosa, se estudia en Israel y tiene un costo altísimo, pero da unos resultados maravillosos como por ejemplo acompañar a una persona con una enfermedad y cómo la enfrentará”, comentó Nahúm.

En un proceso de Coaching se generan alternativas que nos acompañan a salir de nuestra zona de confort, de la postura de víctima y nos facilitan protagonizar nuestra vida. Esto es hacernos cargo de las consecuencias de nuestras acciones y al fin empoderarnos para lograr nuestros objetivos. “Cada ser tiene sus fortalezas y sus zonas de aprendizajes de las cuales no siempre es consciente. Al contarse una historia sobre sí mismo y su relación con las circunstancias va emitiendo juicios que lo alejan de sus posibilidades de accionar”, concluyó la especialista.

Nota completa en: http://www.primeraedicion.com.ar/nota/246945/reconocen-el-masivo-impacto-que-tiene-el-coaching-en-todos-los-ambit.html

 

Suscribite y recibí nuestro Resumen Semanal además de conseguir Descuentos Especiales solo para suscriptores.