aprender a resolver problemas

Por Lic. Hilda Cañeque

Seguro que, si eres honesto y además sabes ver, escuchar y aceptar las cosas tal cual son, podrás decir que hoy, a cada rato, se te presenta un problema. ¡Cómo cambian los escenarios! ¡Cómo modifican los diferentes personajes sus guiones! ¡Cómo vuela el tiempo entre una y otra escena que la vida te plantea! Por todo esto creo que aprender a resolver problemas es un desafío siempre vigente.

 

La realidad es así. Sumamente móvil y dinámica.

La globalización, el avance de la tecnología y las comunicaciones, las nuevas formas de aprender y los niveles de exigencia en el trabajo han instalado un contexto permanente de cambio veloz. Esto trae aparejado ventajas e inconvenientes. Muchos inconvenientes pueden resolverse de inmediato, otros necesitan tiempo y en algunos casos, sencillamente hay que abandonar el intento, aunque a veces cueste…

Lo cierto es que tenemos que aprender a resolver problemas, si queremos aprovechar las oportunidades que brinda este cambio y evitar los peligros que anticipa.

¿Qué es un problema?

Es una dificultad que se presenta en el camino hacia una meta. Un suceso inesperado que desvía, perturba y conmueve. Más aún, si no tenemos suficiente experiencia. Hay algo que no sabíamos o no queríamos saber.

Esto nos obliga a aceptar que nuestro conocimiento es limitado.

 

“Considera las contrariedades como un ejercicio” Séneca

 

Una de las acepciones de la palabra “problema” es “proposición”, lo que denota una visión positiva. Para resolver una dificultad es necesario analizarla, buscando toda la información posible. Una vez comprendida, hay que formular opciones novedosas, inusuales, pertinentes y económicas para resolverla. Por ultimo, hay que elegir la mejor de ellas, probarla y luego evaluar los resultados.

 

“Busca adentro tuyo la solución de todos los problemas, hasta aquellos que creas más exteriores y materiales.” Amado Nervo

 

Para hacer este recorrido tienes que reconocer “tu propio banco”. Allí están depositados los recursos y deficiencias que, en gran parte, van a determinar que resuelvas o no el problema.

Aprender a resolver problemas es, sin duda, la herramienta clave para promover el cambio y la innovación, que otorga valor agregado a cualquier proceso. Aprovechemos entonces los desafíos del contexto para practicar, adquirir o mejorar esta destreza. Se trata de aceptar lo nuevo y también la incertidumbre que genera. Esta actitud es muy útil, ya que nos conecta con lo que no sabíamos que teníamos y, a la vez, nos hace pensar seriamente en el presente.

La incertidumbre es como navegar a la deriva. Habilita para “pilotear en las tormentas”. A pesar de buscarla a ciegas, la respuesta se revela en forma “milagrosa”. Hoy, esta práctica está salvando muchas vidas.

También hay algunas recetas virtuosas que ayudan a resolver problemas. Para usarlas, hay que tomar conciencia de los otros y sus necesidades. Son casi mágicas: dialogar creativamente, perdonar, agradecer, dar y recibir.

¡Aprende a resolver problemas! Podrás generar una sinergia positiva insospechada y estarás trabajando por un mundo más justo

 

Compra el libro de la Lic. Hilda Cañeque, “Lecciones de Liderazgo” con un 30% de descuento, utilizando el beneficio para los SUSCRIPTORES de PressCoaching.

Ingresa a http://www.granicaeditor.com y al momento de abonar ingresa el código de descuento: PRESSCO

Promociona tus servicios profesionales en PressCoaching, La Voz del Coaching en el mundo. Premio “Mejor Aporte a la Sociedad” recibido en el II Congreso Internacional “Conciencia en Acción” – FCM – Universidad Nacional de Córdoba.   Solicita información al (+54911) 2163 6209 o escríbenos a info@presscoaching.com

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here