fracaso

Por Hilda Cañeque

Durante muchos años tuve la oportunidad de entrenar líderes en las organizaciones, provenientes de los más diversos sectores. Compartieron conmigo historias conmovedoras, llenas de aprendizajes para la vida. Una de ellas refiere al fracaso y es la que les comparto en este espacio:

Carlos, joven, apuesto y vendedor entusiasta, ingresó a los 18 años al mundo empresarial como asistente del dueño de una Pyme. Desde ese tiempo, su inclinación por la venta fue importante. El padre era importador de pañuelos y bufandas y lo introdujo en el trabajo desde muy pequeño. Tal vez por eso le costó poco la adaptación a su primer empleo.

En forma simultánea ingresó en una reconocida Facultad para seguir la carrera de Comercialización. Se recibió en tiempo record y con muy buenas notas.

A esta altura había trabajado en dos Pymes con excelentes resultados. Su carrera laboral se presentaba sin tropiezos. Tenía alto expertise y sabía construir relaciones…

A los 24 años, casado y con un hijo se presentó a concursar en una empresa multinacional e ingresó como jefe de venta de una de sus unidades de negocio. El gerente del área rápidamente reconoció su talento y lo estimuló con: bonos semestrales, capacitaciones en el exterior, representaciones en fiestas y eventos, auto último modelo…

Supo ganar la confianza de sus superiores. En reuniones de status lo ponderaban mostrando sus resultados.

Algunos gerentes amigos le habían anunciado que para fines de su tercer año en la compañía, ascendería a gerente.

Junto con esos rumores empezó un calvario. Su gerente comenzó a hostigarlo diariamente con quejas y reclamos infundados. Luego lo obligó a ingresar en su equipo a tres empleados muy difíciles, que habían tenido problemas en otros equipos. Esto fue clave para que sus resultados bajaran.

Carlos no entendía lo que sucedía… estaba frente a su primer fracaso laboral y no tenía las herramientas para resolverlo.

La psicóloga ayudó para que reconociera algunos miedos y analizara mejor el escenario. Esto hizo que hablara con su gerente sobre la situación. El intento fracasó. Nada cambió. La relación empeoró… Entonces, decidió pedir una entrevista con un director de la compañía con el que tenía confianza y le contó lo mal que estaba la relación con su jefe en el último tiempo. Ese director prometió mediar.

 

Mirá también Diferencias entre Psicoterapia y Coaching por Norma Perel CLICK AQUÍ

 

A la semana siguiente tomó la encuesta de clima en su equipo y se conmovió porque los resultados no fueron buenos. Dos días después le avisaron que otro de los directores lo esperaba en su despacho. En el lugar estaban el director y una persona más. Saludaron y luego su superior le dijo:

-Carlos, le comunico que está despedido. Hace cuatro meses que su gerente dice que usted no puede rearmar el equipo: no escucha lo que se le ordena, se manda solo, improvisa más de la cuenta, no motiva…

Carlos sintió un frío intenso en su cuerpo. Comenzó a temblar de bronca, confusión y miedo. No entendía nada. A pesar de todo, dijo con énfasis:

-¡¡¡Eso no es verdad!!! Desde hace cuatro meses que he sido maltratado y humillado por mi gerente. ¡No sé cuál es el motivo pero su intención fue destruirme!

Hasta aquí llegó su voz. Luego, entró en llanto. En ese preciso momento el director dijo:

-Tengo un problema grave que resolver, siga el tema con Rodriguez…

Así fue como Carlos conoció al escribano que le hablaría de las condiciones del despido… Con él no quiso hablar del abrupto cambio de actitud de su gerente ni de lo que suponía que éste había comunicado a sus superiores. Pensó que no valía la pena… Había empezado a entender los misterios del poder…

Su desolación duró varios días. Luego comenzó a pedir ayuda y volvió a buscar trabajo.

Rápidamente ingresó como jefe de venta de una Pyme joven con muy buenas perspectivas.

Hoy, después de dos años de mostrar talento, es gerente de ventas y socio minoritario de la empresa.

Con una situación tan difícil como la que le tocó vivir, aprendió a valorarse más, a tolerar la frustración, a aceptar las valiosas enseñanzas que dejan los fracasos y a rediseñar su propio perfil laboral.

 

Sobre la autora:

Hilda Cañeque es Licenciada en Ciencias de la Educación y en Psicología por la U.B.A. Ha capacitado a cientos de profesionales en las áreas de el Juego, la Creatividad y el Liderazgo Creativo en el país y en el extranjero. Trabaja como Coach de Directivos de importantes Empresas nacionales e internacionales. Posee una alta reputación en la formación de líderes educativos. Es referente en el área de Resolución de Problemas.

Es Autora de 6 libros de su especialidad: Edit. Kapelusz, Edit. Paidós, Edit. El Ateneo. Su última obra es“Alta Creatividad”. Ha escrito más de 100 publicaciones. Su próximo libro, Lecciones de Liderazgo (Ed. GRANICA), será presentado el próximo 10 de octubre en la Ciudad de Buenos Aires.

Comprá el libro de Hilda y Martín Cañeque, Lecciones de Liderazgo con un 30% de descuento, utilizando el beneficio para los SUSCRIPTORES de PressCoaching.

Ingresa a http://www.granicaeditor.com y al momento de abonar ingresa el código de descuento: PRESSCO

Lecciones de Liderazgo

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here